Teorías o reflexiones de la cultura de la economía colaborativa II

La mercadotecnia “el marketing” es el proceso por el cual se identifican las necesidades de la sociedad o un mercado específico y se le ofrecen dichos servicios para cubrirlas, pero, a mi juicio, hoy en día es el proceso por el cual se genera en la sociedad o mercado específico unas necesidades o deseos con el objetivo dar salida a las necesidades de la economía. Así, nos dicen algunos “gurús” que lo “cool” en la sociedad que nos está tocando vivir es compartir, reutilizar, diferenciar valor y precio, entre otras.  Hace unas décadas, los mismos, nos decían que lo “guay” de la sociedad era la cultura: la “cultura de compartir”, “la cultura de la reutilización”, “la cultura del bajo precio” o algo similar. En ambos casos, entonces y ahora, se trata de una estrategia de marketing destinada a impregnar en la sociedad un determinado comportamiento en función de las necesidades de los mercados.

Los mercados, qué no son tontos, saben cómo generar modelos económicos en función de sus necesidades y en relación a las de las corrientes o necesidades sociales, en estos momentos se propician modelos económicos cuyo núcleo o elemento esencial es la colaboración y, entiendo que muchos de nosotros tenemos en mente muchos de esos modelos, muy reconocidos y reconocibles, con gran impacto económico y social.

Recuerdo, cuando el modelo económico era otro, que los trabajadores que vivían en una localidad y trabajaban en otra se organizaban entre ellos para organizarse en uno o en varios coches para ir a trabajar, cuando he necesitado sal y no he tenido la previsión de comprar siempre he sabido que es a mi vecino al que debía pedirle un poco y, éste, salvo que le cayese mal, pues me daba un poco y, es que la colaboración entre particulares ha existido siempre,  la forma de relacionarnos ha cambiado, existen otros modos, otros medios, se ha transformado, pero no han variado las necesidades, seguimos viajando, comprando entradas, escuchando música, vamos al cine, pero,  en la actualidad al albur de la tecnología y la conectividad como modo de vida que ha invadido nuestra día a día han aparecido nuevos modelos económicos en donde el producto no es el servicio o la mercancía prestada, sino, evidentemente usted que me está leyendo y yo.  La colaboración entre particulares, o entre ofertantes de servicios y consumidores finales ha existido siempre, la colaboración es un movimiento superado hace ya mucho tiempo, reitero que lo que verdaderamente ha generado este modelo económico es que han aparecido las herramientas que hacen posible pasar de un modelo a otro, lo cual ha pasado a lo largo de los siglos.  Habitualmente lo que cambiaba era que un producto o servicio daba paso a otro más novedoso o que en su forma de realizarse era más económico o rápido de fabricación …, a lo actual, en donde el producto o servicio que antes se prestaba es la excusa o medio para el impulso de otro producto o servicio.

La economía como teoría de la oferta, la demanda, el consumo de productos mediante el intercambio de bienes y servicios se encuentra en continua evolución y hoy el marketing y las necesidades de los mercados han acuñado la nueva denominación de economía colaborativa.

Leave A Comment