Twitter

Deducción por inversiones en producciones cinematográficas y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.

Deducción por inversiones en producciones cinematográficas y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.

Siendo cierto que la actual legislación del Impuesto de Sociedades, con el objetivo de ampliar la base del impuesto, buena parte de los incentivos fiscales fueron eliminados manteniendo las deducciones en el sector cinematográfico y de las artes escénicas recogiendo la legislación del impuesto de sociedades un incremento sustancial en los incentivos fiscales vinculados al mismo.

El objetivo esencial es beneficiar el desarrollo de la industria cinematográfica española y el de las artes escénicas y musicales y para ello introduce un incentivo fiscal en el supuesto de espectáculos en vivo de las artes escénicas y musicales, cuya regulación es novedosa en nuestro país.

Los requisitos y características del incentivo fiscal son los siguientes:

a) Se produce la posibilidad de deducir el 20% los gastos realizados en la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.

b) Los gastos que se incluyen en la base deducible han de ser los de costes directos de carácter artístico, técnico y promocional incurridos en el espectáculo.

c) ¿Qué ocurre con las subvenciones? Las cantidades percibidas, para financiar los gastos de la producción, se reducirán directamente de la base deducible de la deducción. El importe de la deducción, junto con las subvenciones percibidas, no puede superar el 80 por ciento de los gastos citados.

d) La deducción generada en cada período impositivo no podrá superar el importe de 500.000 euros por contribuyente.

Para la aplicación de esta deducción, será necesario el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) Que el contribuyente haya obtenido un certificado al efecto, en los términos que se establezcan por Orden Ministerial, por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música.

b) Que, de los beneficios obtenidos en el desarrollo de estas actividades en el ejercicio en el que se genere el derecho a la deducción, el contribuyente.- productor.- destine al menos el 50 por ciento de los beneficios obtenidos en el desarrollo del correspondiente espectáculo en la realización de actividades que dan también derecho a la deducción.

c)  El plazo para el cumplimiento de esta obligación es de 4 años al siguientes al cierre de dicho ejercicio.

 

El objetivo de estos incentivos fiscales obedece a una filosofía similar a la aplicable a las deducciones que se producen en otros sectores de la industria cultura, esencialmente la cinematográfica, es atraer inversión privada a las producciones de artes escénicas y musicales.

Y llevado a la práctica, colaborar en la producción y exhibición de un espectáculo escénico o musical que dé derecho a la deducción no es lo que secularmente se viene haciendo a través del patrocinio de la obra o espectáculo, como dice la norma hay que colaborar en los gastos de la producción y exhibición del espectáculo y para ello los partícipes integrantes en la producción deben adoptar estructuras al estilo de las que la industria cinematográfica viene haciendo como son las Agrupaciones de Interés Económico u otras alternativas previstas en nuestro ordenamiento.

 

By | 2017-10-05T10:01:11+00:00 octubre 5th, 2017|Industria cultural|0 Comments