Aspectos básicos de la gobernanza corporativa.

La implantación de una cultura de Buen Gobierno Corporativo ayuda a la generación de confianza de la empresa aporta seguridad a inversionistas, administraciones y contratistas al ganar en transparencia. 

En los últimos años y precipitados por la crisis económica global vivida y los escandalosos casos de corrupción se han incentivado las normas regulatorias de todos ámbitos y como no podía ser menos a la organización y gobierno de las corporaciones, alcanzado una trascendencia muy importante la impantación de una verdadera cultura corporativa de cumplimiento y responsabilidad social porque las organizaciones, públicas o privadas, que implementan aumentan su reputación, credibilidad y transparencia y ésta responsabilidad tiene su reflejo en la confianza que los mercados les depositan.

De este modo se ha puesto en valor el concepto de gobierno corporativo como referencia a un conjunto de normas que trasladan normas y principios a su «ordenamiento jurídico interno» que regulan, entre otros, el diseño, la integración y funcionamiento de los órganos de gobierno y dirección de las organizaciones.

El concepto de gobernanza es relativamente antiguo y era un sinónimo de gobierno, acción de gobernar o gobernarse y comenzó a ser utilizado por instituciones como el Banco Mundial y las Naciones Unidas y asociado al término corporativo fue introducido por Adam Smith en su obra “La riqueza de las naciones”, bien es cierto que apareció hace algunas décadas en los países más desarrollados del oeste de Europa, en Canadá, los Estados Unidos y Australia, como consecuencia de la necesidad que tenían los accionistas minoritarios de una empresa de proteger sus intereses, esencialmente los de representación o decisión respecto de sus inversiones y de las actuaciones desarrolladas con su dinero y las expectativas y oportunidades a tomar en un futuro respecto de su inversión, lo que provoco que los accionistas mayoritarios, en un primer momento obligados por la coyuntura, y luego por la ética empresarial iniciarán procesos de información y transparencia en la dirección y toma de decisiones.

Es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos la que se convierte en referencia en materia de Gobernanza Corporativa y lo hace publicando en 1.999 sus Principios de Gobierno Corporativo, que fueron posteriormente revisados profundamente en 2004 como consecuencia de las importantes y graves deficiencias que se pusieron de manifiesto durante la crisis financiera y que ha seguido activa con los sucesivos informes y documentos de trabajo que han ido completando y revisando los principios.

El actual texto fue adoptado el 8 de julio de 2.015 los nuevos Principios fueron discutidos el Foro del G20 y de la OCDE que se desarrollo en abril del mismo año. Finalmente, en la Cumbre de Antalya en noviembre de 2015, los líderes del G20 aprobaron los Principios de Gobierno Corporativo del G-20/OCDE (“G20/OECD Principles of Corporate Governance”).

Los principios de la OCDE contemplan que el marco de Gobernanza Corporativa debe:

  • Proteger los derechos de los accionistas
  • Asegurar el tratamiento equitativo para todos los accionistas, incluyendo a los minoritarios y a los extranjeros.
  • Todos los accionistas deben tener la oportunidad de obtener una efectiva reparación de los daños por la violación de sus derechos.
  • Reconocer los derechos de terceras partes interesadas y promover una cooperación activa entre ellas y las sociedades en la creación de riqueza, generación de empleos y logro de empresas financieras sustentables.
  • Asegurar que haya una revelación adecuada y a tiempo de todos los asuntos relevantes de la empresa, incluyendo la situación financiera, su desempeño, la tenencia accionaria y su administración.
  • Asegurar la guía estratégica de la compañía, el monitoreo efectivo del equipo de dirección por el consejo de administración y las responsabilidades del Consejo de Administración con sus accionistas.

La OCDE junto con otras instituciones desarrolla diferentes foros para la difusión de los principios, su continuo estudio para su actualización y estos foros incluyen programas que incluyen la celebración de mesas redondas por regiones y mercados. En España el 24 de febrero de 2015 la Comisión Nacional del Mercado de Valores publicó el nuevo Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas que constituye el marco normativo del gobierno corporativo , si bien, el primer exponente se remonta a la reforma de la Ley de Sociedades de Capital operada mediante la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, para la mejora del gobierno corporativo.

Actualmente el desempeño y la implantación de una veraz cultura de Gobierno Corporativo con la implicación de la Alta Dirección ayuda a la generación de confianza de la empresa y favorece las inversiones y contratación ya que este elemento brinda mayor seguridad a inversionistas, administraciones y contratistas al ganar en transparencia.

Artículos relacionados

Compartir en redes sociales