Sí, por supuesto y además estimamos que lo importante es el compromiso con el trabajo y el cliente y no con el presencialismo.