Por supuesto que .

El emprendimiento es una cuestión muy difícil y como en todo negocio es esencial el apoyo de un soporte que ayude en la gestión básica y rutinaria de la organización.

Muchos abogados que inician su actividad en solitario, bien sea porque abandonan Big Law para comenzar un proyecto personal  o cualquier otra razón no contemplan la necesidad de este soporte y en muchas ocasiones cuando llega el momento quedan desbordados por las cuestiones burocráticas, en este caso Mendo Legal ofrece estas coberturas a las pequeñas empresas que se están formando y creciendo y también a los profesionales autónomos y también la metodología de trabajo y la filosofía de «un solo equipo» y la posibilidad de mantener su independencia y ello para que que el abogado se dedique a lo que mejor sabe y puede hacer: aplicar el derecho.