La Agencia de Protección de Datos multa a Eroski con 150.000 euros por no proteger el vídeo del robo de las cremas de Cifuentes.

La Agencia de Protección de Datos ha multado a la cadena de supermercados Eroski por la emisión del vídeo de Cristina Cifuentes metiéndose unas cremas en el bolso. 

La difusión del vídeo en el que Cristina Cifuentes aparecía metiendo en su bolso unas cremas ha tenido consecuencias para Eroski con como consecuencia de la resolución de la Agencia de Protección de Datos por la que se le impone dos sanciones, una por infracción del artículo 9 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, que señala que «el responsable del fichero, y, en su caso, el encargado del tratamiento, deberán adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos de carácter personal y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural» al considerar que existen «varios elementos se suman en las faltas de las medidas de seguridad cobrando especial relevancia la falta de medidas en cuanto al tratamiento de datos plasmada en un documento de seguridad y el conocimiento y asignación de claves de usuario establecidas» por la que se le impone una sanción de 100.000 € y otra de 50.000 €. Añade además otros 50.000 euros a la multa por la infracción cometida al artículo 4.1 de la misma Ley Orgánica que trata de la Calidad de los datos y que nos dice que «Los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido», ya que en el proceso de la investigación la Agencia de Protección de Datos pudo comprobar que «La mayoría de las fotografías proceden de grabaciones de un sistema de videovigilancia, y se incluyen entre otras, personas sospechosas de hurto. (45.4.j)

Considerando la acción deliberada de recopilación de datos de fotografías con el fin de ser expuestas para su visionado habitual (45.4.f) aunque la denunciada tiene interés en desplegar funciones de seguridad sobre los bienes del recinto del que es titular, se acuerda la imposición de una multa de 50.000 euros»

La resolución exculpa a la empresa Castellana Seguridad (Casesa) al entender que su labor era meramente de vigilancia y no tenía acceso a los vídeos, según el contrato firmado con el hipermercado.

Artículos relacionados

Compartir en redes sociales